Evita las muletillas y enriquece tu vocabulario

Para poder comunicar correctamente un mensaje, es necesario tener un amplio vocabulario y conocer con claridad los significados de la terminología que se está usando, además de manejar información con diferentes fuentes, puntos de vista y tener buena capacidad de análisis y discernimiento, entre otras cualidades y talentos.

Ahora bien, con todos estos aspectos a considerar, podemos mejorar nuestra emisión si evitamos al máximo muletillas, tanto de sonido como de palabras. Como ejemplo podemos citar: ruidos como “mmmm”, “aaaaaaa”, “eeeeee”; o palabras como este, bueno, ¿si?, ¿no?, finalmente, o sea, haz de cuenta. Y ni qué decir del uso de expresiones como “lo que es” o “lo que viene siendo”. Todas estas expresiones usadas repetidamente pueden ser muy molestas a la hora de escuchar a un locutor o conductor, pero también pueden mostrarnos su falta de preparación.

Evitemos decir: “Estamos transmitiendo desde lo que viene siendo el carnaval más alegre del mundo” y sólo digamos: “¡Transmitimos desde el carnaval más alegre del mundo!”.

Otro error muy frecuente es decir boronas de pan, cuando en realidad son moronas, o cuando se hace referencia a un lugar solitario y en su lugar, erróneamente, la gente dice sólido.

Evita al máximo saludos hechos como “Hola qué tal…” o “Estamos transmitiendo completamente en vivo y a todo color…”, con decir “transmitimos en vivo desde la ciudad de Xalapa” es suficiente.

La lectura enriquece la palabra y la imaginación, encuéntrale el gusto y eso favorecerá tu manera de hablar y comunicarte. Aprende una nueva palabra cada semana y trata de insertarla dentro de tu vocabulario cotidiano. Al cabo de un año, verás qué diferente es la forma de expresarte.

 

Los programas que más te gustan en la televisión son: