El lenguaje asertivo.

El lenguaje asertivo es aquella manera de expresarse de manera correcta, honesta, directa, clara y diciendo lo que uno verdaderamente piensa de una manera amable y  educada. La calidad de la comunicación que mantenemos es el resultado de nuestras experiencias y se vuelve un estilo de vida.

Cada individuo elige (casi siempre de manera inconsciente) el tipo de comunicación/lenguaje que transmite y eso lo hace hábito con el paso del tiempo. Depende de cada persona hacerse de un lenguaje asertivo, un lenguaje positivo que le permita desencadenar emociones y reacciones alentadoras y esperanzadoras.

Un profesional de la comunicación que se dedique a la conducción o la locución, por ejemplo, debe programarse positivamente y aprender a comunicarse de manera consciente con un lenguaje asertivo.

En programación neurolingüística podemos encontrar: “Las personas asocian con el transmisor la calidad del mensaje que transmite. Si una persona constantemente da malas noticias, (usa lenguaje negativo), la gente va a empezar a asociar su rostro, sus gestos, y su lenguaje corporal con la negatividad y  es posible, que lo marginen.  Cuando alguien transmite buenas noticias, los demás quieren asociarse con él y lo tratan en consecuencia.   Buenos mensajes emanan esperanza, calidez,  aprecio, respeto, consejo, energía, apoyo, fuerza, entusiasmo, dirección, mientras que los mensajes negativos aportan negatividad, desilusión, desesperanza, desastre, frustración, incapacidad etcétera.” 1

El lenguaje que utilizamos es muy poderoso porque afecta directamente nuestros pensamientos que están ligados a nuestras emociones y puede influir en los que nos escuchan. “Comunicarse con las personas de una manera asertiva, nos permite transmitir nuestras necesidades o deseos legítimos de una manera racional y madura sin por ello provocar molestias o malestar en la otra persona. La asertividad es una herramienta necesaria y útil no solamente en el mundo laboral actual sino también en el ámbito personal y afectivo de la persona.” 2

Es importante recalcar que ser asertivo no implica que tengamos siempre la razón, sino que al ser asertivos expresamos nuestras ideas de manera legítima y con determinación, aunque no sean siempre opiniones correctas.

“Pasos para realizar una petición de forma asertiva:

  • Llame a la persona por su nombre.
  • Exprese su petición claramente
  • Explique las razones
  • Invite a hacer comentarios
  • Pregunte si necesita algo para cumplir la petición
  • Acuerde los detalles de cuándo necesitará lo solicitado” 2

 

Fuentes: 1: http://estrategiaspnl.com. / 2: http://www.retoricas.com.

Los programas que más te gustan en la televisión son: